RECUPERA ESA VIEJA PUERTA!

   

       Bueno, aquí estamos! Qué tenemos entre manos?, pues esta vieja puerta que rondaba por aquí hace tiempo. Conste que en la foto se ve ya con la pintura quitada, capa de amarillo rabioso de esas sintéticas, espesas, que tanto gustaban antes  y después de gastar ni se sabe cuánto  decapante, ¡sorpresa!, otra capa de rojo inglés igual. Y como soy maniática, venga a lijar y lijar, y más decapante....ahhhh!!!!!, pero bueno, salió.

 

   La pregunta ahora es: ¿qué puedo hacer con ella?. Siempre tengo cositas por el taller que voy guardando y han aparecido un espejo, unos brazos de una lámpara colgante, (que por cierto, ha dado para mucho!) y unas molduras de un mueble que reservé. Todas estas piezas, junto con unas tablas de palet van dando forma al proyecto.

 

 

   Empiezo montando un sobre de mesa con las tablas y pongo las patas. No se si las has visto, se ven un poco en la primera foto. Son dos piezas de balaustrada torneadas por un lado para terminarlas en punta.

 

 

   Una vez montada la "media mesa", pego las molduras a unas escuadras de madera que he hecho  y corto un par de tablas  para hacer un estante. Comienzo a pintar, después de lijar todo, claro. He utilizado una técnica que me encanta, el chippy paint. Es muy divertida de dar, porque es muy bruta y tiene unos resultado increíbles, queda como descascarillado y con un aspecto a viejo precioso. Otro día explicaré cómo se hace. En este caso he utilizado 3 ó 4 colores, terminando en blanco.

 

 

   Ya están las piezas terminadas. Ahora toca montar todo el conjunto: la balda, la mesa y el espejo. Y como quiero que sea multifunción, al espejo le he hecho un segundo marco en color natural que se puede separar y la balda puede cambiarse de sitio. Ah! me olvidaba de las luces! A los brazos de la lámpara les puse unos muelles de colchón y van colocados en la parte superior. Me encanta cómo quedan!

 

   

   Aquí se muestra el conjunto montado en plan "mueble-lavabo" para el baño, ideal para un baño de invitados.

 

 

   Y aquí aparecen las dos versiones. Cambiando la altura del estante y quitando el espejo se convierte en un "mueble-escritorio"

 

 

   ¿Que versión te gusta más?

Gracias por leernos y hasta pronto!!!

Escribir comentario

Comentarios: 0