ANTES Y DESPUÉS


Armarito decapé con puerta

en tela de gallinero

Hoy te enseñamos el trabajo que hicimos con un mueble de cocina desechado

Como puedes ver el pobre estaba fatal, además de ser feo, pero la estructura era aprovechable y las proporciones me parecieron adecuadas para hacer un mueblito práctico. La puerta, por supuesto, fuera.

Corté un sobre en madera  que sobresaliera un poco. La madera era recuperada, como todo el proyecto.

Hice la puerta cortando la madera en listones y la ensamblé.

Fresando para hacer la rebaja para poner la tela de gallinero.

Una vez montado el mueble, lijé la madera y pinté con pintura a la tiza, una capa gris y otra blanco roto encima a brochazos, técnica que me encanta el resultado que dá.

Y después de poner la tela de gallinero y los junquillos en el interior y ponerle una cortina fruncida de algodón, este es el resultado.

¿Qué te parece?