ANTES Y DESPUÉS


Estanteria Breakfast

   Tenía esta silla de una restauración anterior, pero la verdad es que la pobre nunca me gustó y encima se le acabó rompiendo una pata, así que ya iba para la basura cuando decidí desmontarla entera y ver cómo podía aprovecharla.

   Siempre me ha gustado la idea de tener un mueblito para tener a mano todo lo del desayuno y la parte trasera de la silla era perfecta para el proyecto. 

Pues manos a la obra, y con todas la piezas de madera y trastos que tengo en el taller, la idea fue saliendo sola. 

   Me gustaba la idea de darle un aspecto muy viejo, así que tuve que darle a las tablas alguna que otra "mordida" y lijarlas a lo bestia para pulir los cortes.

   Aquí están puestas encima para ver cómo quedaban

   Una vez que ya estaban listas, toca oscurecerlas y para este caso lo hice mezclando vinagre con lana de acero, clavos..., y después de reposar se da con un trapo o con pincel. Me encanta esta técnica, porque según la proporción de metal que le pongas y el tipo de vinagre, queda más gris o mas rojizo, así que hay que hacer pruebas.

   Después escribí el titulo a mano alzada, DESAYUNO,... en inglés,... me hacía gracia.

 

   

Encontré  estas piecitas de una lámpara de araña en el taller, que me venían perfectas para colgar las tazas. 

 

 

   Y por fin puse también un listón en la parte de abajo, que una vez colgado de la pared el mueble, es muy práctico para poner un mantelito y servilletas.

 

 

   Aunque lo ideal es colgarlo en la pared, aquí tienes una pequeña puesta en escena para que te hagas una idea.

 

   ¿Qué te parece?, ¿te animas a reinterpretar piezas en desuso?